Desactivá tu mecanismo de estrés

Recursos

Desactivá tu mecanismo de estrés

Stress

El estrés es un maravilloso mecanismo que se activa para protegernos de los peligros del entorno. El clásico ejemplo, si entra un león a la sala, nuestro organismo organizará sus recursos para que nuestro cuerpo tenga todo lo que necesita para pelear o huir.

Teniendo en cuenta que en nuestro entorno no hay leones, ni otras amenazas similares, ¿por qué sufrimos de estrés?

Según explica el biólogo Bruce Lipton en su libro “La Biología de la Creencia”, a este mecanismo se lo denomina HPA, siglas del eje Hypothalamus-Pituitary-Adrenal.

Cuando no existen amenazas, el eje HPA permanece inactivo y el crecimiento florece. Sin embargo cuando el hipotálamo cerebral percibe una amenaza en el entorno, activa el eje HPA mediante el envío de una señal a la glándula hipofisaria (pituitary), la glándula maestra, que es la responsable de conseguir que una comunidad de cincuenta billones de células se prepare para el peligro inminente.

Una persona estresada está ansiosa, siente incertidumbre de lo que vendrá, sus pensamientos la desbordan y en muchos casos hasta le quitan el sueño. Y como si esto fuera poco, se le reducen su nivel de inteligencia. Explica Bruce Lipton:

La activación del eje HPA también disminuye nuestra capacidad de pensar con claridad. El procesamiento de la información en el cerebro anterior, el centro del razonamientos lógico, es bastante más lenta que la actividad refleja controlada por el cerebelo. En una emergencia, cuanto más rápidamente se procese la información, más probabilidades tendrá el organismo de sobrevivir. El sistema HPA es un mecanismo brillante para manejar situaciones de stress agudo. No obstante, este sistema de protección no está diseñado para permanecer activado de forma continuada. Hoy en día, la mayor parte del stress que experimentamos no tiene carácter agudo; no son amenazas concretas que podamos identificar con facilidad. Nos vemos acosados a diario por multitud de problemas sin solución en nuestra vida personal, nuestro trabajo y nuestro planeta desgarrado por las guerras. Dichas preocupaciones no amenazan nuestra supervivencia inmediata, pero activan igualmente el eje HPA y el resultado es una elevación crónica de las hormonas del stress.

Desde los nuevos abordajes de reprogramación de creencias, el síntoma del estrés nos viene a contar que estamos percibiendo la realidad de una manera inadecuada, ya que nos pone en reacción de lucha o huída ante estímulos que no lo necesitan y nos hace consumir una energía desmedida que no nos permite crecer, crear, estar saludables y vivir en paz.

Con el método de PSYCH-K® nos enfocamos en el estado deseado, en los sentimientos y emociones que queremos experimentar y que están en la vereda de enfrente del estrés. Ni siquiera es necesario preguntarnos por qué se crearon estos mecanismos, podríamos descubrirlo, pero no hace falta. Simplemente nos permitimos ser ambiciosos y crear una realidad que nos motive. ¿Cómo nos gustaría sentirnos al caminar por las calles? ¿Cómo nos gustaría vivir una relación de pareja? ¿Cómo nos gustaría manejarnos con el dinero? Luego integramos estas nuevas creencias directamente en nuestro subconsciente, y nos abrimos a la posibilidad de crear nuevas rutas neuronales que desactivan los mecanismos de estrés. Ya no será necesario luchar o huir de amenazas imaginarias, nuestro subconsciente se quedará tranquilo y con esta nueva información llegará la energía y el espacio necesario para lo nuevo. ¿Estás listo para transformar tus percepciones y liberarte del estrés?

Contactame para combinar una sesión.

Por Juan Llamosas

Comparto procesos de transformación con personas que quieren descubrir todo su potencial. Utilizo PSYCH-K® y las bases de la BioNeuroEmoción®. +Google

Deja tu comentario

Enviar por WhatsApp
Top